Básicos chicos Otoño/Invierno 2010-2011

Dada cierta conversación mantenida esta tarde al respecto de moda para hombre con cierto solterito que no nombraré :), es verdad que los posts de básicos de accesorios y moda que se publican en el blog son, básicamente, para mujeres. ¡Pues bien! Mis chicos no se van a quedar sin sus básicos otoño-invierno para esta temporada, y menos después de tantas semanas de la moda por todas partes. 
Así que chicos, a tomar nota se ha dicho:
1. Abrigos y cazadoras: estilo militar.
Cómo ya he comentado, uno de los colores principales de esta temporada es el gris, en todas y cada una de sus variantes. En abrigos y cazadoras, optad por el estilo militar: en abrigo de paño (como el de la foto, de Topman) de estilo militar, con doble botonadura. Cazadoras con capucha incorporada, si queréis darle un toque de originalidad, optar por un color algo metalizado.
2. Pantalones: dénim y más dénim, cargo, slim fit.
Los pitillos (para alegría de algunos pero cierta desconfianza para el resto de vosotros, que nos conocemos) vienen con más fuerza que nunca. Vosotros, chicos, que tenéis las piernas hechas para lucir pantalones pitillo, ¡atreveos! (este debate viene a cuento de la conversacion de esta tarde, todo hay que decirlo) Colores oscuros, casi siempre vaquero, pero optar por pantalones con otro tipo de estampado, como este de cuadros que os mostramos en tonos grises. La opción cargo viene en camel otro de los colores más potentes. ¿Os gustan? Ambos son de Zara.
 3. Jerseys: punto grueso, cárdigans de rombos.
El punto en jerseys y chaquetas están más de moda que nunca. Aprovechaos, que esta temporada se llevan los jerseys gruesos, incluso sin abrigo son llevables. Imagen invernal, los cardigan de rombos se mantienen, probad en H&M.
¿Te gusta el jersey de la foto? Es de River Island.
4. Camisas:  a cuadros! 
El look leñador de Nebraska está de moda (como lo fueron las rayas la temporada pasada) así que no os cortéis y ponedle cuadros a todo!: grandes, pequeños, bicolores, mezclados… De todo lo que queráis, mientras sea un look diario, fíjate en el modelo que hemos encontrado en Zara. Para oficina o algo más formal, camisas lisas de color blanco o gama de grises, con toques especiales. 
La blanca con ribete negro en los ojales en los botones es de River Island.
5. Botas militares. 
 Las botas militares al más puro estilo Doc Martens realzan el look rockero y punk. Para darle un toque british, que sea piel desgastada, como las que os muestro de Topman. En cuanto a las zapas, siguen las de caña alta (cuánto daño ha hecho Fama) pero en su versión más urbana: piel, colores oscuros y cierto aire a Converse. Las de la foto son de River Island.
6. Accesorios: Todo vale! Sombreros, guantes, bufandas y mucho más.
Me encantan los sombreros que Zara tiene esta temporada, solo aptos para los más atrevidos. Bufandas y fulares vienen en todo tipo de colores y estampados para darle un poco de vida al total-grey-look. Guantes de cuero para las noches más frías, y no hay que olvidarse de los bolsos y carteras de piel.  El bolso de la foto es de Topman, y la bufanda podéis encontrarla en NewLook!
¿Os animáis? Os dejo unas cuantas webs!

Newlook (www.newlook.com)

River Island (www.riverisland.co.uk)

La ‘originalidad’ y Vanity Fair

Anonadada me he quedado al descubrir la lista de Los Mejor Vestidos de la edición americana de Vanity Fair. En dicha lista, se reconoce la elegancia de los elegidos, pero queremos llamar la atención sobre el apartado de ‘las más originales’, donde aparece un único nombre español: Cayetana de Alba. Dicha categoría, que obviamente corona Lady Gaga, me hace pensar en qué entendemos por ‘estilo’ hoy día. 
La Duquesa de Alba, de 84 años, viste de manera estrafalaria y obviamente no acorde con su edad. Por poder, puede ir como le de la real gana, cosa que ha hecho toda su vida sin importarle el qué dirán, lo cual aplaudimos, pero en esta ocasión creemos que a Vanity Fair se le ha ido un poco la olla. Está claro que no hemos de confundir ‘originalidad’ con ‘elegancia’, y por supuesto, difieren también los conceptos de ‘elegancia’ y ‘estilo’. Tener un estilista no te hace tener un estilo propio, como cuando Rachel Zoe se ocupaba de Lohan, Richie, Bilson y demás zoe-bots; el propio estilo se consigue por uno mismo, es el resultado de la naturalidad de la persona. Por ello, vamos a destacar a tres celebrities que sí tienen estilo propio:
1. ZOOEY DESCHANEL
La musa indie por excelencia (y por si no la conocéis, es la protagonista de esa gran película que es 500 Days of Summer), nuestra favorita. Fuera de convencionalidades, adopta el girlie-chic para su vida diaria. Nos encanta su look (y su música, descubre She&Him) y creemos que debería de ser un referente para la comunidad independiente.
2. SCARLETT JOHANSSON
Será lo que quiera que sea, pero su imagen de Lolita es muy definida. Dolce&Gabanna o Cavalli para actos sociales, con vestidos que realzan sus curvas, su mejor baza. Johansson adapta su estilo a su voluptuosidad, y en estos años ha seguido una trayectoria. ¿Su personalidad? Sexy, y todos sus papeles han sido así. La cuestión es dar una imagen, y por supuesto, su personalidad concuerda con ella. ¿El resultado? Totalmente creíble, e impecable.
3. KIERA KNIGHTLEY
La actriz (a la que hace mucho que no vemos por la gran pantalla, por cierto, desde The Edge of Reason) es el icono del estilo clásico, un poco preppy, pero además con cierto toque british. Burberry, Chanel y otras firmas, sobre todo Europeas, son sus referentes. Nos encanta el hecho que se decante por el clasicismo del trench y las líneas limpias y depuradas en las prendas.

Look de la Semana: SARAH JESSICA PARKER // Patinazo de la Semana: RIHANNA // ¿Qué ha hecho Lindsay?

Otra semana más, nos ponemos a revisar qué han llevado las celebrities. Hay que reconocer que es muchíiiisimo más fácil si hay ‘semanas de la moda’ de por medio, para qué engañarnos; todas las celebrities del front-row echan mano de sus mejores estilistas y se cruzan de piernas frente a la pasarela echas un pincel. Es que de pasarela no se puede ir con según qué fachas. Y si no, solo hay que mirar el modelazo que SARAH JESSICA PARKER eligió para el desfile de Burberry en la Semana de la Moda de Londres. Color camel: imprescindible esta temporada, chaqueta de piel imitando el clásico trench de la firma, con el detalle de botones grandes y falda con tejido lace muy original, combinado con unos zapatos de piel metalizada que pasaron a nuestra lista personal de must-haves según los vimos. Todo de Burberry (ahora necesitamos un poco de presupuesto)

El patinazo de esta semana se lo ha dado RIHANNA, y eso que de cintura para abajo no tenemos ninguna queja, el pantalón es muy bonito. Pero… ¿Qué clase de camiseta es esa? A favor de la customización al 100%, pero el detalle de las cruces casaría mejor con un par de vaqueros, ¿qué os parece? Además, no contenta con eso, la cantante de Barbados se plantó una gorra al más puro estilo marinero de agua dulce. ¿Por qué? ¿Por qué no suavizar un poco el look con un recogido o moño tirante bien alto? Argh.
¿Y qué ha hecho nuestra reclusa favorita esta semana? Como supongo que todos sabréis por las actualizaciones de El Mundo de Lili en Facebook (únete aquí) LINDSAY LOHAN volvió a los juzgados por fallar varios tests de droga (si es que no se puede mezclar Coca y Aderall, mujer) y, como todos suponíamos, volvió a salir a la calle tras unas horas. En fin, viva la justicia del Estado de California. ¿Ahora? Reuniones con Alcohólicos Anónimos (tras las que luego no falta un brindis con el tito Jack, por lo que cuentan) y rehabilitación, de la que la última vez salió antes de tiempo. ¿Soy la única que piensa que esto es la crónica de una muerte anunciada?

Pelos: Milagros de la Naturaleza

Un pelo difícil como el mío ha sufrido y probado todo lo existente en el mercado, y es por eso por lo que cada producto que veo que funciona, me veo en la obligación de contarlo, ya que muy pocas veces he encontrado alguna ayuda. 
Esta vez os descubro dos tratamientos: uno nocturno y otro para después del lavado. Ambos pertenecen a la Línea S-Factor, de TIGI.
PAPAYA LEAVE-IN MOISTURE SPRAY
Super suave, este acondicionador se aplica en el pelo recién lavado, seco con una toalla, para reducir la humedad. El spray hidrata el pelo dañado por tratamientos químicos como permanentes, alisados o mechas; pero lo mejor de todo es que no te deja el pelo aplastado, como otros. El producto incluye nutrientes como proteína de soja o aminoácidos que ayudan a reparar y fortalecer el pelo, además de aportarle vitaminas A y E, que protege el cabello de planchas y secadores. ¿Lo mejor? Que se puede aplicar diariamente.
WONDERFUL TONIGHT, OVERNIGHT TREATMENT
¿No hay tiempo que perder entre lavados? ¿Demasiada prisa como para entretenerte con acondicionadores y demás parafernalia? Aquí está el producto que necesitáis. Una mascarilla que se aplica en seco, y por la noche. A la mañana siguiente, lava y acondiciona normalmente. ¿Cómo? Aplica una pequeña cantidad de producto en el pelo seco, y ve a dormir. ‘Wonderful Tonight’ contiene ingrediente de lujo y reparadores, ideales para cabellos muy dañados y secos. La fortaleza constructora del Keravis tratará el cabello por la noche para que estés ideal por la mañana.
Ambos son productos que solo se pueden encontrar en salones de peluquerías. ¿Interesadas? Os dejo un link donde se puede pedir online, pero si vivis en Bilbao y podéis acercaros al salón, os encontraréis con profesionales de primera.

Peluquería Adatz-Berri: productos TIGI, pincha aquí

Miu Miu, Louboutin y las chonis

Antes de nada, estudiemos la definición que da la Frikipedia sobre las chonis.

” Dícese de la subespecie de Cani que por definición es mujer, o intento de mujer. […] La jessi prototípica suele ser de raza blanca. De complexiones varias: desde canija-que-da-miedo-que-se-vaya-volando a gorda-poluta. Aunque en el mundo jessi se busca siempre llegar al primero de los casos. Pueden ser o muy muy morenas o muy muy rubias -desde el negro azulado hasta el rubio oxigenado.”  (Definición completa, aquí)

Vamos, que para más señas, son gente maleducada y sin cerebro. El caso es que el mundo de las chonis desarrolla un interés muy extraño por las marcas, en cuanto a moda se refiere. Desde las chonis más extremas (véase el chándal y los oros) hasta las chonis que se hacen pasar por pijas (indumentaria de Stradivarius o Bershka, ahora van de modositas de Blanco) tienen una extraña obsesión por las marcas, y cuanto más caras o más grandes sean sus logos en accesorios, mejor. La primera vez que me encontré con uno de estos casos fue con una choni que trabajaba conmigo en mi época de dependienta-a-la-par-que-estudiante que presumía que sus gafas de sol solo podían ser “del Dolcheangabana”. Yo la miraba con estupor, e intenté explicarme por qué esto pasaba. Y como no me he recuperado, voy a relatar cierto episodio que sucedió en la estación hace unos días.
Situación: choni con su madre (también choni) en la estación, esperando, con maletas de colores chillones, según la madre “para que se distingan”. Sin poder evitarlo, me quedé mirando a la hija choni, y la verdad, no puedo quitarme la imagen. Total look en denim: pantalones ultra-mega-ajustados, camiseta con falso estampado vaquero, chaleco también ajustado hasta niveles donde el oxígeno no llega; y con unos tacones de color blanco con pedreria de colores (y eso que los tacones de unos 12cm le hacían medir 1,50m). Pero esa imagen no era la peor, no. Lo peor era su pelo. Horrible. Largura hasta la cintura más o menos, rubio… pero con unas raíces negras hasta la altura de las orejas. ¿Es justo tener que ver eso? ¿Por qué no teñirse? Para qué, ella es choni.
Madre: Vigila las maletas, y sobre todo, no pierdas las gafas.
Choni: Dejahmeh en paz, mañaaa.
Y con estupor, compruebo a qué se refiere: la choni maldita lleva las gafas detrás de las que servidora iba detrás el año pasado, el modelo 66HS Lilac de MIU MIU, o popularmente, las butterfly (pongo la promo de la marca con Kirsten Dunst por dar un poco de glamour al asunto). 
Al borde del infarto de miocardio, pienso qué pensaría la señora Miucca Prada si viese que la choni llevaba su modelo en la cabeza. Por si fuera poco, casualmente (y digo casualmente, no digo que nadie me castigue) la choni en cuestión tenía el sitio detrás de mi. La choni se pasó las 4 horas que duraba el viaje hablando sola, metiéndose con tres pobres italianas que tenía detrás a grito pelao y por si fuese poco, abrió una coca-cola agitada que derramó en el asiento delantero. Sí, el mío (para vuestro interés, no me duchó). 
Me pregunto: ¿por qué sucede esto? No hace demasiado también oí a una de esas chonis-reconvertidas-en-pijas a lo Amy Winehouse (no con su super cardado, pero con ese aire de choni que da dolor de tripa) que pretendía comprarse unos zapatos lusbutón. Reconozco que sentí un escalofrío cuando lo oí. ¿Louis Vuitton? No, al cabo del tiempo llegué a la conclusión de que eran unos Louboutin.
Dios da pan a quien no tiene dientes.

Look de la Semana: VANESSA HUDGENS // Patinazo de la Semana: SELITA EVANS //¿Qué ha hecho LINDSAY?

Volvemos una semana más con los looks más rompedores de la semana (antes, por lo visto, que en la revista Cuore, ¡bien!) y los desastres más notorios en cuanto a looks y celebrities se refiere.
En esta ocasión, nuestra habitual VANESSA HUDGENS, vuelve a llevarse el premio del look de la semana tras aparecer en el estreno de “Legend of the Guardians: The Owls of Ga’Hoole” en Hollywood,  con ese mono con estampado de flores, muy muy muy en tendencia. Increíble el escote de espalda y las preciosas plataformas en color marrón que remataban el conjunto. Nota para actrices de más de 30: si tienes más 20 años, viste acorde a tu edad. La protagonista de High School Musical, de 22, lo hace. 

El patinazo de la semana se lo lleva la supermodelo SELITA EBANKS, demostrando que por muy modelo y mucho cuerpazo que se tenga, también se puede ser propenso a meter la pata hasta el fondo. Un total grey look que no era acorde ni por las prendas elegidas ni por el momento de llevarlas. El vestido pasaría si fuese un poco más corto; si no se hubiese puesto medias, mucho mejor; y los botines Louboutin podrían haber sido negros. En fin.

¿Y LiLo? Sorprendiendo, para variar. No contenta con salir de casa con esas fachas, se ha sabido que esta semana ha fallado varios test antidroga (y eso que si fallaba alguno suponían 30 días de cárcel, pero ya se sabe como van las cosas) Y además ha soltado una gran perla: Lindsay quiere ser madre, piensa que un bebé le ayudaría a enderezar su vida, como Nicole Richie
Yo, sinceramente, creo que se ha vuelto loca.

Video Music Awards 2010

Me encantan las alfombras rojas, para qué voy a negarl. Me gustan porque las celebrities ponen (o lo intentan) toda la carne en el asador, sacando lo mejor que tienen en el armario o dejándose tentar por los diseñadores para que luzcan sus modelazos de alta costura, unas con más acierto que otras. Por ello no dejo de intentar explicarme qué es lo que pasó anoche Quiero decir, los patinazos fueron mucho más numerosos que los aciertos, cosa rara en unos premios que iban a ser el foco de toda cámara.
En los aciertos encontramos a las habituales ASHLEY GREENE (Crepúsculo) con un vestido blanco y negro de Giambattista Valli; y SELENA GÓMEZ, con un vestido largo metalizado firmado por Reem Acra (y que sería un desacierto si no hubiese estado tan acertada con los complementos y el estilismo), y mi favorito, para qué mentir, CIARA, con ese pedazo de vestido de Givenchy Haute Couture que no sé por qué me recordó al instante al que llevó Zoë Saldaña en los Oscars (aquí). 
¿Patinazos? La palma, para variar, se la llevó LADY GAGA (que por cierto, se llevó ocho galardones). Quiero pensar que el atuendo imposible de esta ocasión fue para brillar al lado de Cher, pero no estoy demasiado segura, y eso que no es de lo peor que he visto, aunque me recordaba a una bruja de El Mago de Oz
Otros patinazos renombrables fueron los de KE$HA con un vestido que en fin.”Simplemente cogí bolsas de basura de Home Depot y las puse todas juntas“, se atrevió a decir; RIHANNA (y eso que su actuación con Eminem era la más esperada) y EVAN RACHEL WOOD, que muy imagen de Gucci y todo lo que tu quieras, pero la ahora-si-ahora-no novia de Marylin Manson parecía una abuelita con un vestido de la casa. No sé, a mi me dejan delante de un muestrario de Gucci y supongo que escogería algo mejor. ¿Frida Gianinni no andaba por el showroom?
Y esto es lo que se cocía por los VMA’s, y Taylor Swift, con un look que le hacía aparentar unos 40 años, no se lanzó a tortas con Kanye West, aunque sí se dedicaron perlas el uno al otro en referencia al incidente del año pasado. No creo que Kanye perdiese el duelo lírico, quiero decir, es Taylor Swift. Kanye se la come con patatas. Es ñoña.
*Fotos: People.