Tendencias: cuadros

Amigas mías, seguimos con el loco revival de los 90 (suspiro) y dado que todos intentan reinventarse o morir, llega una de las propuestas menos desastrosas de dicha época: los cuadros. Especialmente escoceses, para qué engañarnos (solo tenéis que poner un pie en las tiendas y entenderéis de que hablo) o también conocidos como tartán. Dicho ésto, procedo a dar una mini clase magistral antes de seguir con mi discurso:
a. Cuadro Vichy: cuadritos pequeños, principalmente blancos y mezclados con otro color (negro, rojo, verde, etc.)
b. Cuadro de Pata de Gallo: estampado tipo mosaico, abstracto y normalmente en blanco y negro. Originario de Escocia.
c. Cuadro de Príncipe de Gales: cuadros mezclados con otros cuadros e incluso finas líneas de color dan lugar al Príncipe de Gales.
d. Cuadro Escocés o Tartán: estampados de bandas horizontales y verticales de  varios colores, formando cuadros. Originario de Escocia y su vestimenta tradicional.
¿Y qué opciones tenemos? ¿Debemos centrarnos en el clásico rojo o verde propio de un kilt escocés? No, y mil veces no. Las posibilidades son infinitas (menos mal) y no tenemos que parecer recién salidas de un colegio católico solo para mujeres.
Vestidos: Son de mis favoritos, pero sí es verdad que le tengo un poco de pánico a los cuadros. Mis preferidos son los de cuadrito pequeño tipo Príncipe de Gales. De izda a derecha: vestido tipo pichi, de Freak of Nature; vestido a cuadros rojos, de Glamorous; vestido de gasa y chiffon, de Mango; vestido sin mangas y con cinturón, de River Island; y vestido a cuadro tartán, de Zara.
Camisas/Blusas/Camisetas: siempre vais a acertar siempre y cuando la parte de abajo sea de un color neutro, a la vez que oscuro, preferentemente. Ahora bien, a estas alturas de la vida se nos permite mezclar todo, osea que ¡ánimo! Blusa semitransparente bicolor, de Asos; camisa de gasa en rojo y camiseta tipo blusa de chiffon azul y negro, de Mango.
Accesorios: Bolsos, zapatos, cinturones… Es una forma más discreta de seguir esta tendencia. ¿Os atrevéis? Bolso tipo cartera de The Cambridge Satchel Company; zapatos de plataforma, de Asos; bailarinas, de Zara.
¿Y las famosas? Ellas también los llevan: Emma Watson combina un vestido en tartán con una cazadora de piel; la novia casi-adolescente de Bradley Cooper, la modelo Suki Waterhouse, elige la misma combinación para un evento más casual; la actriz Rose Byrne elige una blusa y consigue un look muy chic, y la It Gitl, Alexa Chung, escoge un abrigo, protagonista absoluto de su look.
¿Y vosotras? 🙂

Los best-seller de la belleza

Al menos, según Pinterest (sitio donde me paso la mitad del día y dónde me podéis seguir si hacéis click aquí, queridos) Soy una obsesa de los productos y los que me conocéis o me leéis lo sabéis, y por eso me ha llamado la atención esta lista: productos que han aparecido en este site que ya hemos probado, y otros que nos morimos por probar. 
Os pongo mi top 3, pero podéis leer la lista completa con los 41 productos aquí.
#3 ACEITE DE COCO
Juro sobre ésto. Como ya sabéis, tengo el pelo difícil (y no ayuda el hecho de que esté aburrida y mi pelo lo pague) y un buen día empecé a hacerme mascarillas previas al lavado, y deja el pelo fantástico. Leí por otros blogs cómo hacer el tratamiento, y muchas se sentían partidarias de aplicarlo en seco (lógica, es aceite) pero otras defendían el hecho de aplicarlo en pelo húmedo, y tratarlo como una mascarilla penetrante. Habiendo probado los dos, os dejo mi experiencia:
* Aplicar champú al pelo, aclararlo normal y secarlo con una toalla. Aplicar aceite de coco en el pelo, mantener durante mínimo una hora (o irse a dormir con él, que es muchísimo mejor). Aclarar, (doble champú, porque no deja de ser aceite y no se irá ni a tiros) y aplicar acondicionador o lo que sea que os echéis normalmente. 
Cualquier marca vale, simplemente escoged uno que sea aceite virgen y sin aditivos raros (o 100 % unrefined virgin coconut oil)
Consejo: no solo para el pelo, utilizad un poco como crema de noche, ¡super hidrantante!
# CORRECTOR, de BÉNEFIT
Cualquier cosa de Bénefit es un milagro de la naturaleza, pero claro, cuestan lo suyo. Yo soy fiel a MAC, pero he de reconocer que las cosas funcionan. Fui a maquillarme para la boda de mi amigo Justin allá por Diciembre, y yo que soy una tiquismiquis, me dejaron encantada. Si queréis probar algo, poneros con los correctores (Fake Up o Erase Paste, increibles) o la maravillosa crema primer The Porefessional, que disimula los poros y suaviza la piel.
# DESMAQUILLADOR DE OJOS, de SEPHORA.
Me da igual que sea de Sephora o de Perico de los Palotes. Siempre que compréis un desmaquillador de ojos (y si, TODAS deberíamos de tener uno, nada de usar toallitas para todo, salvo que sea una emergencia), intentad que sea bifásico, para tener por seguro que todo el maquillaje se va, especialmente el resistente al agua. Yo he sido fiel durante años al de Yves Rocher, pero ahora lejos de casa, tengo el de Nivea y también funciona.
Recordad, lista completa de productos (esconded vuestras tarjetas!) podéis encontrarla en Buzzfeed.

Las 10 piezas esenciales de tu armario

Me encanta porque las bloggers de Gardenista han venido con un artículo la mar de interesante (sobre todo para mí que llevo dos semanas en proceso de hacer una limpieza de armario como dios manda) y nos enumeran las piezas esenciales que toda mujer necesita en su armario (eso que tu madre siempre ha llamado “fondo de armario”, valga la redundancia, esas prendas básicas que combinadas entre sí te salvan más de un día y te hacen ir en tendencia)

1# VAQUEROS: Porque no deberíamos vivir sin un par, de corte oscuro y sin estridencias. Os lo digo yo, tanto como para el día como para la noche, me han salvado más de una vez.
Para trabajar: combinado con blusa y blazer.
Para la noche: top con lentejuelas/adornos varios, tacón.

2# PANTALONES NEGROS: De corte clásico, por favor. No hay nada como unos pantalones negros para esos días de “no sé qué ponerme”. Solo se necesitará pensar en la parte de arriba, pero recordemos que “el negro pega con todo”.

3# PANTALONES KHAKI: Vienen pisando fuerte, y aunque yo no apostaría por ellos en mi armario, tengo que decir que siempre han estado ahí. Aún recuerdo cuando estaba obsesionada con los pantalones cargo (qué malos fueron los primeros a;os del 2000…) Así pues, yo optaría por unos khakis más bien tirando a claros, y pitillos! (se aceptan chinos!)

4# VESTIDO DE PUNTO: Sin duda mi favorito, de todos los colores posibles. Unas medias, cualquier tipo de zapato y a correr. Mi obsesión actual: los de Warehouse y Oasis. Vestidos, de Asos.

5# FALDA DE VESTIR “PENCIL: Perfecta para trabajar, con o sin chaqueta de traje a juego. Hay que decir que le tengo algo de reparo debido a mi trasero, pero si he de decir que la clásica falda ha salvado a más de una en mi oficina. Si tuviese que elegir, sería de raya diplomática o negra. Faldas, de Asos.

6# CAMISETAS ESTAMPADAS (x2): Y ésta cuenta por dos. Mis elegidas: una clásica camiseta de rayas, y otra de algún estampado minimalista (aka topos, mini flores, etc) Tops, de Mango.

7# CARDIGAN: Negro o gris. Éste punto no tiene demasiada discusión. Y nada de irse a Blanco a por dos docenas, uno de cada color.

8# BLAZER: Lo lógico es que elijamos una de color negro, pero yo apostaría por el azul índigo. Sigue pegando con todo y está más a la moda. Aún más a la moda? Verde esmeralda, genial con blanco y negro (y tres tendencias en una!). Blazers, de Asos.


9# CAMISETA BLANCA: Porque es el único básico que no pasa de moda. Camisetas, de Asos.

No os olvidéis de votar a Gardenista para los premios Webby!

Pechos grandes: ¿un problema?

Tetas.
Ahora que he llamado vuestra atención, os preguntaréis por qué he titulado el post de esta manera, pero es nada más y nada menos porque vamos a hablar de pechos. En concreto, de pechos grandes, y de la poca variedad de sujetadores que existen en el mercado.
Cuando yo era más joven y de repente tuve una delantera que era demasiado para mi edad y el hecho de ser una pre-adolescente rodeada de pre-adolescentes en un colegio de pre-adolescentes (todos los cursos, sí) me hizo hacer cosas rarísimas. A 45 grados a la sombra y bajando al parque, yo me vendaba mis pechos con cinta aislante. Aun me pregunto como no morí asfixiada, porque sí es verdad que no podía casi respirar. La idea me vino de la película Now and Then (Amigas Para Siempre), en la que la joven Roberta (Christina Ricci) se vendaba los pechos de esa manera para salir a jugar. Tampoco respiraba, pero luego besaba a Devon Sawa, que también da puntos.
El caso es que mi pobre madre me compró sujetadores reductores (carísimos y solo en mercerías de abuela), así que mi adolescencia la pasé así. Creo que nunca se me olvidará la sensación que tuve al ponerme mi primer sujetador reductor. Reducía. Aquello. Yo era bastante feliz y la verdad que me daba igual jugar que saltar que cualquier cosa. El único problema es que, con el paso del tiempo, mostrábamos más nuestra ropa interior, y aquellos sujetadores (sin parte de abajo a juego, of course) pasaron a ser algo más propio de la Tercera Edad que de otra cosa, y me fui a la busca del sujetador perfecto. Para eso hacen falta un par de cosas:

1. Convencerte a tí misma que tu talla no pertenece a tiendas como Oysho o Women’s Secret. NO HAY MANERA de meterse en un mini sujetador de esos, por mucho que el número de la talla lo diga.
2. La talla no es solo el número, la letra que lo acompaña es lo más importante. No hay equivalencias de una talla a otra, por mucho que penséis que sí.
3. Lo mejor que se puede hacer y que solucionará todos tus problemas es irte a alguna tienda especializada (yo lo hice en La Senza, pero supongo que en El Corte Inglés lo harán) para que te hagan un bra-fitting (tomar medidas de pecho) para saber EXACTAMENTE cuál es tu talla y actuar en consecuencia. Serás más feliz, doy fe.

En ASOS existe una colección especial, llamada DD+, que concrega a algunas de las mejores marcas, como Curvy Kate, Lepel Froye o Gossard. No dejéis de echarle un ojo aquí, porque suelen ser los que mejor están de precio.

New Look lanzó hace un par de temporadas una colección firmada por la actriz y modelo Kelly Brook. ¿El estilo? Muy pin up y realzante de curvas como las de la propia Kelly. Lo mejor es que incluía una sección de lencería, y tallas grandes. Los modelos, son los más bonitos, en mi opinión.

Y yo compro en La Senza. Fueron los primeros sujetadores que conseguí y los que uso a diario. Mis dolores de espalda cesaron y la verdad es que empiezas a ver una vida nueva. No lo digo en plan broma, si tenéis este “problema” sabréis de lo que estoy hablando.
No dudéis en preguntarme si tenéis alguna duda!

Ropa de trabajo: Propuestas de MANGO para toda la semana

No es un secreto que Mango es una de mis firmas favoritas, y la verdad que para alguien que está en esa edad entre su adolescencia de vaqueros – Converse y la treintena con su ropa de oficina, está muy bien. Precios asequibles y moda cargada de básicos para el día a día.
Bien, pues la firma catalana viene de la mano de la top australiana Miranda Kerr (qué mona va esta chica siempre) y os recomiendo que le echéis un vistazo a su tienda online u os acerquéis a cualquiera de las tiendas, porque he de decir que esta temporada es de mis favoritas. 
LUNES: el color estrella de la temporada, rojo. Cómo alternativas, proponemos otros colores brillantes como el azul eléctrico. Complementos extra grandes en colores neutros, como el nude o el camel.
MARTES: ¿Por qué no optar por aquello del suit and chic? Yo misma no soy muy de trajes, pero las opciones que ahora mismo nos presentan las firmas traen un look más casual. Si eres como yo, que ni con esas, una blazer siempre da un toque más formal a cualquier look, y las hay de todo tipo, colores y diseños.
MIÉRCOLES: Colores pastel, para dar el último empujón a la semana. Amarillo limón, verde menta o rosa palo son perfectos combinados con blanco para dar ese toque naïf. Probad con estampados animales en complementos.
JUEVES: No solo Topshop y River Island vienen con sus estampados étnicos y aztecas. Mango presenta una colección un poco más suave y menos adolescente (en mi opinión) Da un toque más juvenil combinándolo con vaqueros o tejido parecido al dénim.
VIERNES: De esas de por fin es viernes! Hay que pensar en un look 24 horas no vaya a ser que se de el caso de ir a tomar algo con tus amigos después de trabajar. Siempre se pueden llevar los tacones en el bolso, pero los looks blanco y negro (atendión que no vais a ver otra cosa!) o el clásico LBD harán la función.
¿No da el presupuesto? echad un ojo a su tienda Outlet online. Descuentos de hasta el 70%!

Nuevas tendencias de belleza

Nuevas tendencias de belleza, amigas mías. Damos un paseo por algunos de los hits de los 90 (los que menos daño hicieron, parece ser que algo se ha aprendido con los años) Os hago una mini lista de alguna de las tendencias y productos que van a pegar fuerte en este 2013:

1. Labios naranjas

Mis tonos favoritos están muy cerca (soy muy de corales y rojos con matices marrones) y no descarto que utilice un naranja para este año. Para pieles claras yo lo recomendaría más tirando al rojo, y para pieles oscuras estamos de suerte, todos los tonos de naranja quedan bien.
* Los tonos (de izda a dcha) Morange, Lady Danger y Saigon Summer, de MAC.

2. BB creams… y CC creams!
Hace ya mucho tiempo que no uso maquillaje, y mi piel me agradece el uso de las BB creams (tenéis más información aquí) ¿Lo nuevo? Las CC creams, que incorporan todos los beneficios de sus predecesoras, además de nuevos componentes anti-edad, corrector de color y cubren un poco más.

3. Colores pastel en el cabello
No soy muy de colorines (me da la impresión de que la gente se pinta el pelo con las antiguas Crayola) pero está muy de moda el ponerse colores pastel (en inglés “chalk”), que quedan especialmente bien si tienes el pelo de un tono claro. Solo hay que asomarse a Pinterest para ver cómo se hace, pero tenéis todos los pasos en The Beauty Department, aqui.

4. La manicura francesa… al revés.
Si hay algo que puebla Pinterest, son fotos de manicuras. La gente es muy creativa (y tiene mucho tiempo libre), pero una tendencia que viene pisando fuerte es la manicura francesa “al revés”. Ya bien sea intercambiando los colores de laca de uñas (metálicos subiendo!) o pintándote la luna de la uña. Truco: hazte con mini pegatinas circulares para poder dar una forma perfecta.
5. Eyeliner gráfico.
Cleopatra estaría en su salsa. Líneas imposibles para utilizar el eyeliner, como si fuese una pluma de caligrafía. Si bien es cierto que según cómo lo utilices tus ojos tendrán una forma u otra, también lo es que podemos ser creativos y divertirnos.
6. El Bob.
Atención que el bob continua reinando el panorama capilar, siendo el estilo mas reclamado de este principio de año 2013. ¿La diferencia? Los colores y flequillos, sin tener miedo a lo que uno de mis amigos llama “pelo Pinypon” (o “pelo Playmobil”, según le de)

7. El Oxblood.
Es el color de temporada, lo cual me alegra porque tengo un pintalabios sin estrenar de ese mismo tono desde la temporada otoño-invierno 2009. ¿Que no sabéis qué tono es? Acordaros de ese color granate de los mocasines o zapatos de piel que tenía tu padre cuando eras pequeña. EXACTO. Quieren hacer al Oxblood el nuevo negro (cosa que no creo que vaya a suceder) pero si me gustaría aplaudir la combinación granate-gris plomo, un acierto del invierno.
8. Flequillos.
De lado, abundante, desfilado, corto, geométrico… Da igual, el caso es cortarte el flequillo. El más demandado es el de Jessica Biel, pero si tienes las facciones de la cara más geométricas, opta por una versión desfilada a lo Emma Stone, o sutil, como Kate Middleton.

9. Cejas abundantes
Creo que aquí solo hay que decir un nombre (que está en boca de todos y yo sigo sin saber muy bien por qué) CARA DELEVIGNE. Depiladas sin extremos, delineadas y abundantemente gruesas.

Propuestas de Primark para la primavera


Aqui estoy yo, que ni he ido a las rebajas, y ya tengo a la vista las propuestas de la nueva temporada. El gigante del saldo (queda mal llamarlo asi?), PRIMARK vuelve con nuevas ideas que dejaran mas de un bolsillo con mas telarañas que la casa de Carpanta (ojo a la referencia, hoy estoy sembrada jaja!)

Bueno el caso es que, para una persona como yo que suele ir de negro y acepta “color” si es rollo 50 sombras de gris, me gusta, a pesar de que parece sacado de un episodio de Salvados por la Campana. Atentas porque los colores pastel de la pasada temporada (esto es: verde menta, amarillo limon y naranja coral) vuelven de la mano de estampados florales (que tambien vimos!) y denim, muchisimo denim (hola, peto vaquero de 1997!) asi que id desempolvando la ropa que tengais escondida en el armario de alla por los noventa, y sobre todo, vuestra tarjeta de debito (o credito para los remordimientos del mes que viene jajaja)