Cosillas que se me ha olvidado contaros esta semana (XV)

Vuelvo una semana más con todas las cosillas que han pasado y se me ha olvidado contaros (lo sé estoy un poco vaga últimamente) pero estoy ansiosa por ver qué pasa en los Oscar (recordad, este domingo!), comprobaremos si alguien puede batir a Daniel Day-Lewis, y algo en el fondo de mi no quiere que le den la estatuilla a Anne Hathaway (¿me convierte eso en una mala persona?) Lo siento, NO me gustó Les Misérables. Pero nada. Y en palabras de Manolo Blahnik: ¿Quienes son Anne Hathaway y Amanda Seyfried? Serán buenas actrices, pero no (al menos no todavía) como para ser inolvidables.
 Volvamos a lo nuestro (todos mis pensamientos sobre los Oscars me los guardo para mañana) aquí estoy yo y os doy un repaso a todo lo que he visto por ahí (que no ha sido mucho) y que, como casi todos mis resúmenes últimamente, va a ser un 50% bodas y bebés. Estoy en esas edad, chavales, no puedo evitarlo (tampoco es que pase nada más interesante). Para comenzar mi cuota de bebés, Fergie y su marido, el actor Josh Duhammel (el macizorro de la serie Las Vegas), están esperando su primer hijo.

Momento bebés nº2: Los que lo han tenido ya han sido Amber Rose y Wiz Khalifa. Ya era hora, la pobre mujer ha estado embarazada mil años. El retoño no tiene un nombre extraño y siniestramente poco creativo, como cabría de esperar, la pareja le ha llamado Sebastian.
Amber Rose es la ex de Kanye West (rompieron en el 2010), que como sabéis va a añadir una nueva semilla al klan Kardashian (suspiro). En esta ocasión me gustaría hacer un minuto de silencio por las elecciones de Kim Kardashian para su ropa pre-mamá. No espero comentarios, solo mirad e ignorad las fajas, que OBVIAMENTE no pueden ser buenas cuando estás embarazada.

A la que no veo con niños últimamente (por suerte para esas pobres criaturas) es a Lindsay Lohan, que además de haber sido demandada por la firma de moda que le prestó un vestido para una gala (¿Cómo se te ocurre dejarle nada?) y devolvió hecho jirones; ha tenido que darse con un canto en los dientes y ver cómo Pitbull le ganaba el juicio por aquel jaleo que dijo ella sobre la canción “Give Me Everything“, dónde se la nombra (una línea, señalando lo mucho que le gusta salir de fiesta) y ella sintió que era una ofensa al honor. Lo siento, chata. ¿El dato curioso? El alegato de su abogada era un plagio, por lo que ha sido sancionada.
Nick Carter, de los Backstreet Boys, se casa. Si sois como creo que sois, os preguntaréis: ¿Y con quién? Bueno, pues aparentemente, mi amor adolescente (y creedme, era d-e-m-a-s-i-a-d-o, preguntadle a mi madre) tenía (tiene) una novia que no es Paris Hilton: una “entrenadora personal/actriz” (se pueden ser ambas, ¿no?) llamada Lauren Kitt. Por lo que he leído por ahí, ella actúa más como una loca busca fortunas que como novia normal, ya que a Nick Carter se le ha ido la pelota después de tantos años de drogas y alcohol (sobre todo alcohol). Si no, no se explica como los dos le contaron a People que se casaban, y el primer pensamiento de ella fue: “Tendré que contactar a los Backstreet Boys para saber cuándo podremos casarnos” ¿En serio?
Felicidades!

Serie que tenéis que ver, por su originalidad: Black Mirror. No voy a desvelar nada del argumento de cada uno de los tres episodios de la primera temporada (encaminados con la segunda), pero es muy muy recomendable. Lo único que me mata del tercer capítulo de la segunda temporada (The Waldo Moment, en la foto) es que Simon (aka el actor Daniel Rigby) aparezca, después de sus anuncios con BT aquí en el Reino Unido (nadie me va a entender, pero es igual, necesitaba escribirlo)

Chavales, mañana se entregan los Oscars, y aunque os caerá un post como es debido (dado cómo estoy últimamente, será más tarde de lo previsto, pero llegará) os dejo de momento con una promo de niños monísimos haciendo un sketch de las películas nominadas (muy buenos los momentos de Jessica Chastain y Django Unchained jaja). Awww!

Anuncios

Cosillas que se me han olvidado contaros esta semana (VII)

Que conté lo de Justin Bieber y Nicki Minaj con su canción (esa que provocará el fin del mundo) y me he quedado muda una semana. Bueno, pues aquí volvemos con un resumen semanal. Y hablando (otra vez) de Justin Bieber, pero esta vez porque se enfrenta a una demanda un tanto… digamos “peculiar”, porque de ser cierto, es un monstruo. Un tipo en Michigan que dice ser el padre de Selena Gómez ha interpuesto una demanda contra el “cantante”. Vía TMZ:

“Bieber me ha costado más de $426.78 y nunca me ha devuelto nada. Ese dinero fue utilizado para un aborto porque Justin Bieber dejó embarazada a mi hija Selena en mi habitación”“Usher Raymond vino a mi casa el 4 de Julio de 2012 y me sodomizó con un cartucho de fuegos artificiales mientras escuchaba la canción “Firework” de Katy Perry”“Bieber también se hizo un alargamiento de pene con mi tarjeta American Express robada”

Muy fuerte. ¿Os imagináis la escena de Usher? 
Otra que está en los juzgados últimamente es Britney Spears, acompañada de sus padres. Su ex (guardaespaldas? ¿manager?) Sam Lutfi, de allá por su crisis de 2007, la ha demandado por impago de comisiones e incumplimiento de contrato. Como contrataque, los padres de la cantante lo han demandado a él por difamación, haciéndolo responsable de la crisis de Britney hace unos años, ya que le acusan de proporcionarle drogas. Hombre, hay que decir que este hombre apareció en la época más oscura de Britney Spears (rapado de cabeza incluído), y así se ha quedado.
Hay bebés por todas partes: Reese Witherspoon ha tenido a su pequeñuelo, al que le ha puesto nada más y nada menos que “Tennessee James” (he estado a punto de añadir un “Williams”); Megan Fox ha tenido otro chico, al que le ha puesto Noah Shannon (cómo me gusta Noah) y Adele (Adele! ¿habéis escuchado Skyfall, el tema para la última peli de James Bond del mismo nombre,no?) también ha dado a luz, solo que supongo que no sabremos detalles del pequeñuelo, tal y cómo es de discreta ella.

Se acerca Halloween (!!) Y con ello, los disfraces de las famosas. Ya os puse en nuestra página en Facebook el disfraz que Kim Kardashian se estaba probando. Leoparda. Exacto. Pero no contestos con eso, que es de los disfraces más vulgares que he visto (claro que ella tampoco es que tenga mucha clase que digamos); su madre, Kris Jenner, en un intento de llamar la atención, se ha plantado de ésta guisa, a lo Wonder Woman. Solo que lo que ella no sabía es que más cosas maravillosas se vieron en Instagram. Señora, por favor. Y la de la derecha no es Lindsay Lohan, no. Es FERGIE, de los Black Eyed Peas. Muy serio (click en la foto y lo veréis más grande)

He encontrado éste blog, My Jello Americans, para las amantes de la repostería… y de un vaso de vino. En esta web preparan las mejores y más creativas recetas de gelatina, con alcohol. Así que coged la botella de Smirnoff y al puchero. Lo veo como fiesta temática con mis amigas. En Diciembre. En mi casa.

En mi recomendación de belleza de ésta semana, anunciaré que vuelvo a tener el pelo oscuro tras un pequeño desastre con tinte (sí, otra vez) y que la gama de productos de Organix es una MARAVILLA. Los champús y acondicionadores no tienen sulfatos, por lo que no se destruyen los aceites naturales del pelo, y el resultado es genial. Yo tengo el pelo grueso, rizado y seco (argh!) y abuso de secador/plancha, por lo que tengo que tener extra cuidado. A día de hoy nadie (salvo yo) me ha dicho que llevo el pelo mal (puede ser también porque tengo mano con un cepillo y dos horquillas), asi que si queréis probarlos (también venden tamaño viaje) yo tengo el champú de coco y el acondicionador alisante “brazilian keratin” (por lo visto en los comentarios, aquellas con alisado brasileño o japones deberíais de ir a estos de cabeza). Después del lavado y antes del secado, utilizo la leche/sérum de coco.

A partir de ahora os pondré la canción que me obsesione cada semana, para que podáis cantar y sufrir conmigo. Es un no parar, 24 horas. Argh. Así que os dejo el mencionado antes, Skyfall de Adele. Es muy James Bond.

Hasta pronto!