Hacer o no hacer

Es mucho mejor que el típico “Ser o no ser“. Ayer vi (en Pinterest, dónde si no) una foto que la verdad me hizo reir, pero también pensar durante mucho rato (qué decir tiene que dentro de todo ese “mucho rato” tuve un poco de quedarme con la mirada perdida) Foto que podéis ver aquí.
No quiere decir que yo sea la típica que va con las piernas au naturel (que en ocasiones lo soy, para qué os voy a mentir a estas alturas de la vida), pero si me dio qué pensar. ¿Dejamos las cosas a medias por vagancia? ¿Nos ponemos a sopesar las cosas de la vida de ésta manera? ¿Podemos dejar pasar oportunidades de oro solo por “hacer o no hacer”?
Y la respuesta es SI. Y mil veces si. Todos sabéis que el blog ha estado bastante parado últimamente, pero hemos vuelto, con más fuerza y sangre fresca (Hola, Alex! :D)
Y por eso mismo no os preocupéis queridos, porque volveremos con nuestra típica sección semanal de cotilleo, aunque de momento os dejo un avance de las cosillas que han pasado esta semana:

Y me dio por pensar en Kim Kardashian, y mira que la odio a muerte. Ayer salió a escena su “segunda aparición tras el nacimiento de su hija, North West” (dejemos el hecho que la niña tiene nombre de aerolínea), en la que la buena mujer sale sacando la lengua en una foto en Twitter. Ejem. Se dice y se rumorea que Kanye West controla la vida de la Kardashian al minuto. Y eso que esta buena mujer nunca dice no a una camara. Una sabe de dónde viene. ¿Qué habría sido de ella si no hubiese tenido a la niña? ¿Seguiríamos con sus culebrones? Me sorprende que a estas alturas de la vida no hayan aparecido fotos en ninguna revista, pero claro, es demasiado pronto para decir nada.
Ahora bien, se dice que mientras está escondida, sigue rodando su reality show, Keeping Up With The Kardashians.
Lo mismo que Amanda Bynes. ¿Qué habría pasado si no le hubiese dado por intentar prender fuego a su pobre perro en el patio del vecino? El juez le ha concedido a sus padres la tutela temporal de todos sus bienes, hasta que alguna autoridad responsable y competente decida que es capaz de salir por su propio bien. Se dice que tiene rasgos esquizofrénicos en su personalidad, lo que explicaría por qué quería que Drake violara su vagina. Clase ante todo.
O nuestra LiLo. Lindsay Lohan ha salido de rehabilitación, y ahora hay un rumor circulando por ahí que dice que podría estar embarazada (lo que nos faltaba, señores) de Max George, cantante del grupo The Wanted. Tuvieron un lío allá por primavera, ella incluso se fue de tour con ellos, pero él pasaba olímpicamente. Obvio.
Y yo me pregunto… ¿os ha dado por pensar qué habéis dejado sin hacer? Yo, para empezar, os dejo una canción con la cual he estado obsesionada últimamente.

Espero que estéis pasando un gran verano en la ciudad 😉

Anuncios

Cosillas que se me ha olvidado contaros esta semana (XVI)

Vaya semana… Se me está yendo la cabeza y necesito vacaciones: es oficial. Me queda menos de una semana para cumplir otros veintitantos (y acercarme peligrosamente a la treintena), pero eso también significa que me queda aún menos para irme de vacaciones (cosa para la que no puedo esperar)
Lo único que me ha emocionado (y parece algo extraño que sea así, dado su contenido) ha sido ver a Topanga Lawrence aka Danielle Fishel en la portada de Maxim. ¿Y por qué? Porque significa que Girl Meets World, la secuela de Yo, y el Mundo (Boy Meets World) está cerca, queridos, muy cerca. Y yo no podría estar más emocionada, me la pienso tragar de principio a fin.
Otra cosa que también me emociona (y no debería, porque van a terminar con lo que fue) es que el reparto original de Star Wars (Harrison Ford, Carrie Fisher y Mark Hammil) vayan a estar en la nueva trilogía, empezando por el Episodio VII. 
En otra de noticias “interesantes”, Kim Kardashian tuvo un susto la semana pasada, en el vuelo que volvía de París (ha estado con Kanye dando vueltas por la Paris Fashion Week), con un amago de aborto. Los médicos le han dicho que pare el ritmo, ya que las consecuencias podrían ser terribles, teniendo en cuenta que está aún en el primer trimestre. Mis consejos para esta mujer (y qué horrenda va últimamente):
1. No más Spandex.
2. Usa ropa pre-mamá adecuada. Ignora los consejos de Kanye West.
3. No más ejercicio para que evitar que tu culo se expanda. Es una cosa natural.
4. Acepta que estás embarazada.
5. Deja de dar vueltas por el mundo.
Si lo está, porque yo sigo manteniendo la teoría de que todo ésto es fachada (lo cual, de ser cierto, me daría bastante repulsión y pena -más lo primero). No puede ser que no se le note todavía, dada su estructura corporal.
Culebrón al canto: Miley Cyrus debe de llevar el mosqueo del siglo con su prometido, Liam Hemsworth. El actor australiano apareció la semana pasada en unas fotos tras la fiesta de Vanity Fair por los Oscars acompañado por January Jones (¿os acordáis del culebrón de X-Men, y la paternidad de su hijo Xander, no?). El caso es que se rumoreó que abandonaron la fiesta juntos y que durante la misma no dejaron de hablar y coquetear el uno con el otro. ¿Lo gracioso de la historia? Liam lo desmintió, y en los corrillos de Hollywood se dice que a por quien iba en realidad era a por Emma Watson. Oops.
¿Os acordáis de Amanda Bynes? La que fue niña favorita de Nickelodeon aparece con un nuevo look más que dudoso. Claro que, tal y como se la veía últimamente, igual es mejor (no).
Una nueva pareja surge, aunque igual a la mitad de vosotros no os dice mucho. Marc Anthony, el que fuese marido de Jennifer López y tiene canciones tan pegadizas como Valió la Pena, está saliendo con Chloé Green. Seguramente no os dice nada el nombre, pero es la heredera billonaria de la cadena Topshop. La británica, de 21 años (ay, Marco Antonio) es famosilla por aquí, tras su aparición en el reality Made In Chelsea (del que soy adicta), y se ha dejado ver con el amigo Marc y sus hijos con J.Lo, Max y Emme, de lo más apañados en Disneyworld. ¡A ver cuánto duran!

Y en mi nota personal, y gracias a Pinterest, he descubierto a la maquilladora profesional sueca Linda Hallberg (estas suecas… malditas sean que todo les queda bien!) Echad un ojo a su blog/página personal porque no tiene desperdicio: sus looks naturales y juegos con sombras son una maravilla. 
Y para maravilla, cualquier cosa que se ponga Victoria Beckham. Solo de ver éstos últimos, me muero de la envidia. ¡Incluso con botines planos Chelsea está increíble! Nota mental: hacerme con ese abrigo.

Cosillas que se me ha olvidado contaros esta semana (XV)

Vuelvo una semana más con todas las cosillas que han pasado y se me ha olvidado contaros (lo sé estoy un poco vaga últimamente) pero estoy ansiosa por ver qué pasa en los Oscar (recordad, este domingo!), comprobaremos si alguien puede batir a Daniel Day-Lewis, y algo en el fondo de mi no quiere que le den la estatuilla a Anne Hathaway (¿me convierte eso en una mala persona?) Lo siento, NO me gustó Les Misérables. Pero nada. Y en palabras de Manolo Blahnik: ¿Quienes son Anne Hathaway y Amanda Seyfried? Serán buenas actrices, pero no (al menos no todavía) como para ser inolvidables.
 Volvamos a lo nuestro (todos mis pensamientos sobre los Oscars me los guardo para mañana) aquí estoy yo y os doy un repaso a todo lo que he visto por ahí (que no ha sido mucho) y que, como casi todos mis resúmenes últimamente, va a ser un 50% bodas y bebés. Estoy en esas edad, chavales, no puedo evitarlo (tampoco es que pase nada más interesante). Para comenzar mi cuota de bebés, Fergie y su marido, el actor Josh Duhammel (el macizorro de la serie Las Vegas), están esperando su primer hijo.

Momento bebés nº2: Los que lo han tenido ya han sido Amber Rose y Wiz Khalifa. Ya era hora, la pobre mujer ha estado embarazada mil años. El retoño no tiene un nombre extraño y siniestramente poco creativo, como cabría de esperar, la pareja le ha llamado Sebastian.
Amber Rose es la ex de Kanye West (rompieron en el 2010), que como sabéis va a añadir una nueva semilla al klan Kardashian (suspiro). En esta ocasión me gustaría hacer un minuto de silencio por las elecciones de Kim Kardashian para su ropa pre-mamá. No espero comentarios, solo mirad e ignorad las fajas, que OBVIAMENTE no pueden ser buenas cuando estás embarazada.

A la que no veo con niños últimamente (por suerte para esas pobres criaturas) es a Lindsay Lohan, que además de haber sido demandada por la firma de moda que le prestó un vestido para una gala (¿Cómo se te ocurre dejarle nada?) y devolvió hecho jirones; ha tenido que darse con un canto en los dientes y ver cómo Pitbull le ganaba el juicio por aquel jaleo que dijo ella sobre la canción “Give Me Everything“, dónde se la nombra (una línea, señalando lo mucho que le gusta salir de fiesta) y ella sintió que era una ofensa al honor. Lo siento, chata. ¿El dato curioso? El alegato de su abogada era un plagio, por lo que ha sido sancionada.
Nick Carter, de los Backstreet Boys, se casa. Si sois como creo que sois, os preguntaréis: ¿Y con quién? Bueno, pues aparentemente, mi amor adolescente (y creedme, era d-e-m-a-s-i-a-d-o, preguntadle a mi madre) tenía (tiene) una novia que no es Paris Hilton: una “entrenadora personal/actriz” (se pueden ser ambas, ¿no?) llamada Lauren Kitt. Por lo que he leído por ahí, ella actúa más como una loca busca fortunas que como novia normal, ya que a Nick Carter se le ha ido la pelota después de tantos años de drogas y alcohol (sobre todo alcohol). Si no, no se explica como los dos le contaron a People que se casaban, y el primer pensamiento de ella fue: “Tendré que contactar a los Backstreet Boys para saber cuándo podremos casarnos” ¿En serio?
Felicidades!

Serie que tenéis que ver, por su originalidad: Black Mirror. No voy a desvelar nada del argumento de cada uno de los tres episodios de la primera temporada (encaminados con la segunda), pero es muy muy recomendable. Lo único que me mata del tercer capítulo de la segunda temporada (The Waldo Moment, en la foto) es que Simon (aka el actor Daniel Rigby) aparezca, después de sus anuncios con BT aquí en el Reino Unido (nadie me va a entender, pero es igual, necesitaba escribirlo)

Chavales, mañana se entregan los Oscars, y aunque os caerá un post como es debido (dado cómo estoy últimamente, será más tarde de lo previsto, pero llegará) os dejo de momento con una promo de niños monísimos haciendo un sketch de las películas nominadas (muy buenos los momentos de Jessica Chastain y Django Unchained jaja). Awww!

Cosillas que se me ha olvidado contaros esta semana (XIV)

Tengo una amiga que después de un largo embarazo (se nos ha hecho largo no, lo siguiente) por fin ha dado a luz, y ya tenemos al pequeño Zack entre nosotros, ¡Felicidades! Estaba enorme en la última fase (parecía que el niño le iba a salir con el PhD hecho ya), pero desde luego no a lo Kim Kardashian, que no lleva ni el primer trimestre y ya está así. Esta semana se ha ido con Kanye West a Río de Janeiro, y se han hecho fotos estúpidas con el cristo, lo cual ha hecho que se me quiten las ganas de ir. No hay vestido más horrendo y menos favorecedor que ese. Aparte que Kim todavía usa spandex (para las novatas: la faja de toda la vida que te oprime todo), lo cual qué queréis que os diga, muy bueno no debe ser. Supongo que no habrán ido de incógnito (no sé qué estoy diciendo… Kim Kardashian NUNCA va de incognito)
No sé si estos dos estarán de vuelta, que esta noche se entregan los Grammy. Kanye está nominado a mejor canción rap por N****s in Paris junto a Jay-Z, Mercy (recordemos aquel grandioso momento que ni él ni Beyoncé se acercaron a Kim en los VMAs); y mejor colaboración rap con No Church in the Wild con Jay-Z, Frank Ocean y The Dream. Y otra cosa, acordáos que la CBS ha prohibido que se vean encantos femeninos tales como pezones o partes íntimas. Rihanna, Katy Perry o Rita Ora lo tendrán un poquito más difícil esta vez.
Estamos en el comienzo de las Semanas de la Moda (esto es un sinvivir), y de momento lo que más me ha llamado la atención es cómo las fashionistas desafían al tiempo (recordemos que en Nueva York están de tormentas de nieve) llevando sus modelitos de turno. ¡Y sin calcetines! Buzzfeed tiene un buen recopilatorio de las atrocidades que se hacen por los alrededores de los desfiles por ser visto y fotografiado. Una que lo está haciendo muy bien es Ashlee Simpson, que está acertando y a la vez mutando en Gwen Stefani. Una decena de fotógrafos se le echó encima el otro día al no reconocerla.
Los que me seguis por Facebook, ya sabréis que estoy viendo la nueva serie de la ABC, Nashville (no hace falta que seas fan de la  música country, se pueden pasar las canciones e ir a lo que importa) y Hayden Panettiere es Juliette Barnes, una de las protagonistas. Igual soy maligna (y ojo, NO estoy diciendo que yo sea perfecta, ni muchísimo menos -más bien al revés) pero esta muchacha tiene un cuerpo raruno. No sé, hay algo que no me cuadra. Se infla como una paloma para sacar pecho en ese cuerpo tan chiquitico cada vez que se pone un mini vestido. Es rarísimo.
Como raro es que Lindsay Lohan salga de casa con esa pinta nada menos que a una de las pocas galas de premios a las que es invitada. Muchacha, vete a rehabilitación, quítate esas extensiones horrendas y vuelve a ser tú.
Y hablando de horrendo… No sé como será de mala la peli, pero Spring Breakers está dando que hablar por la supuesta…¿sexualidad? de sus carteles. Cierto es que las chicas aparecen ligeras de ropa, etc., pero son mayores de edad, por mucho que todavía las recreemos en su etapa Disney. Todos crecemos, chavales.

Cosillas que se me ha olvidado contaros esta semana (XIII)

Como olvidar la boda de Kim Kardashian, y más cuando ahora está embarazada de el nuevo -Si Kanye West, eres el nuevo, para mi has perdido hasta el nombre ya. SHAME ON YOU!-. En el capítulo 1.579 de su divorcio de su todavía marido Kris Humphreys, Kim aparentemente le ha ofrecido a su marido la nada desdeñable suma de $10 milloncejos (que por cierto fue lo mismo que le costó la boda, prácticamente) para que el buen señor deje de decir que se casó con él por los ratings de audiencia y que todo fue un fraude, buscando la nulidad matrimonial. Pero para su sorpresa, y por si se creía que era tonto, él lo ha rechazado. Yo no sé vosotros, pero a mí esta historia me encanta, y espero que este muchacho consiga la nulidad y que por fin se demuestre que esta mujer es una buscalíos, que el mundo le de la espalda a ella y a su familia que son unos pesados y que Kanye West vuelva en sí y haga un álbum tipo Graduation
Si estáis al tanto de las noticias de Hilary Duff últimamente (no, no ha hecho nada, es solo para ver al pequeño Luca, que es una monada) sabréis que hay una especie de conmoción y la gente está como loca por saber qué se le ha pasado por la cabeza a esta muchacha para hacerse semejante atrocidad en la cara. ¿O no se ha hecho nada? A mi personalmente no me queda muy claro, y mira que para ésto suelo tener buen ojo. Creo que es una foto mal cogida (la de la izquierda es el objeto de semejante debate), sin más. No sé qué pensar: ¿colágeno en los labios o no?
En noticias relativas a niños, ya lo dijimos el otro día en la página de Facebook, pero Shakira y Piqué han dado la bienvenida a su niño (no sé por qué pensaba yo que era niña), al que han puesto de nombre Milan. Me sorprende de un hombre tan catalán como Gerard Piqué, pero así están las cosas, no creo que él lleve los pantalones en esto. Y el pequeño Milan ya tiene sus zapatillas personalizadas, que supongo que le valdrán hasta el 2015 por lo menos. 
Y otra que está embarazada es Mia Colucci aka Luisana Lopilato, que espera un niño de Michael Bublé. Casi dos años después de su boda, la pareja está como loca por ver la carita de su primer retoño. Y a mí me ha entrado la nostalgia… Igual me veo Rebelde Way de principio a fin otra vez. 
La actriz Liberty Ross POR FIN se ha divorciado de su marido, Rupert Sanders. Sí, el director de Blancanieves y la leyenda del cazador. Sí, el que se enrolló con Kristen Stewart (que por cierto, Robert Pattinson podría haberla mandado a paseo también, aunque aun no se sabe oficialmente)
Ella pide la custodia de los dos niños que tiene la pareja y que él pague las costas. El pide que compartan todo, incluídos los gastos. O sea, me estoy divorciando de tí por tu infidelidad y ¿quieres que pague yo? Totalmente justo, sí.
En otras noticias relacionadas con el mundo del cine, el director J.J. Abrams (responsable de series como Perdidos, Alias y Fringe; y películas como Mission:Impossible) va a hacerse cargo de las nuevas películas de Star Wars (gracias, señores de Disney) lo cual ha dado a un acalorado debate en Internet, sobre todo si tenemos en cuenta cómo acabó Perdidos. ¿Qué ocurrirá? Yo, personalmente, iré a verlas. Y por favor, señor Abrams, elimine a Jar Jar Binks.
¿No hay nadie que se dé cuenta de las señales? Jennifer López está gritando a los cuatro vientos que va a casarse con Casper Smart (o que en un rápido movimiento, lo dejará y se casará a los dos meses con alguien totalmente distinto… ¿a lo mejor se re-casa con Marc Anthony? En su última entrevista con Katie Couric confesó que aún estaba trabajando en superar su divorcio) En sus últimas declaraciones, la cantante confiesa que le gustaría ser madre de nuevo (tiene 43 años, osea que si quiere tenerlo biológicamente…) y en una de sus últimas apariciones públicas, se puso un traje de novia. Sí, de novia. El vestido blanco pertenece a la nueva colección Lanvin Blanch Bridal Collection. Tiene que significar algo.
¿Mis looks favoritos esta semana? Kate Bosworth de paseo por Sundance con un vestido multicolor de Mulberry; Julianne Hough de tiros largos con un Jenny Packhman y Alicia Keys (a la que hacía MUCHO que no se le veía tan bien) de negro para celebrar los premios 40 Principales, en Madrid.
Y esta semana, ¡así están las cosas! Recordad que podéis seguirnos en Facebook o todas las tonterías que publico en Twitter (gracias, Buzzfeed). ¡Oh! ¡Y tengo nuevos tablones en Pinterest! 🙂 🙂

Premios Grammy 2012

El año en que ADELE se lo llevó todo y yo recuperé mi fe en la humanidad. Si amigos, Adele estaba nominada a seis premios Grammy y se llevó los seis, incluyendo Mejor Álbum del año/Disco del año/Video/Canción/Artista Pop y Album Pop. Porque gracias a Dios, “pop” no solo significan Katy Perry o Lady Gaga (Little Monsters, reconsiderad vuestra decisión) que por cierto, ninguna de las dos se llevó NADA. Lo pongo en mayúsculas porque alguien tenía que decirlo. Uf, qué bien se queda uno.
Mi querido (y cada vez peor de la cabeza) Kanye West también se llevó a casa tres premios por My Beautiful Twisted Dark Fantasy (pedazo de álbum).
Una ceremonia marcada por la desaparición de la diva del Soul Whitney Houston, a la que JENNIFER HUDSON rindió un tributo muy a la altura.

Ahora a lo que interesa, los ropajes de las asistentes (aunque hay que decir que este año el nivel ha estado muy bajo, la verdad)

Adele, deslumbrante (toma esa, Karl Lagerfeld!) en Giorgio Armani; HILLARY SCOTT, cantante de Lady Antebellum estaba deslumbrante, aunque discreta en un vestido bicolor degradé de Monique Lhuillier. El color oscuro no fue el escogido por la joven cantante country TAYLOR SWIFT, con un vestido increíble bordado en oro de Zuhair Murad.

RIHANNA escogió un Armani de escote pronunciado, yendo más discreta de lo que nos tiene acostumbrados (ese pelo lo debería mantener lo máximo posible), con zapatos de Christian Louboutin, los mismos que escogió ALICIA KEYS.

Video Music Awards 2010

Me encantan las alfombras rojas, para qué voy a negarl. Me gustan porque las celebrities ponen (o lo intentan) toda la carne en el asador, sacando lo mejor que tienen en el armario o dejándose tentar por los diseñadores para que luzcan sus modelazos de alta costura, unas con más acierto que otras. Por ello no dejo de intentar explicarme qué es lo que pasó anoche Quiero decir, los patinazos fueron mucho más numerosos que los aciertos, cosa rara en unos premios que iban a ser el foco de toda cámara.
En los aciertos encontramos a las habituales ASHLEY GREENE (Crepúsculo) con un vestido blanco y negro de Giambattista Valli; y SELENA GÓMEZ, con un vestido largo metalizado firmado por Reem Acra (y que sería un desacierto si no hubiese estado tan acertada con los complementos y el estilismo), y mi favorito, para qué mentir, CIARA, con ese pedazo de vestido de Givenchy Haute Couture que no sé por qué me recordó al instante al que llevó Zoë Saldaña en los Oscars (aquí). 
¿Patinazos? La palma, para variar, se la llevó LADY GAGA (que por cierto, se llevó ocho galardones). Quiero pensar que el atuendo imposible de esta ocasión fue para brillar al lado de Cher, pero no estoy demasiado segura, y eso que no es de lo peor que he visto, aunque me recordaba a una bruja de El Mago de Oz
Otros patinazos renombrables fueron los de KE$HA con un vestido que en fin.”Simplemente cogí bolsas de basura de Home Depot y las puse todas juntas“, se atrevió a decir; RIHANNA (y eso que su actuación con Eminem era la más esperada) y EVAN RACHEL WOOD, que muy imagen de Gucci y todo lo que tu quieras, pero la ahora-si-ahora-no novia de Marylin Manson parecía una abuelita con un vestido de la casa. No sé, a mi me dejan delante de un muestrario de Gucci y supongo que escogería algo mejor. ¿Frida Gianinni no andaba por el showroom?
Y esto es lo que se cocía por los VMA’s, y Taylor Swift, con un look que le hacía aparentar unos 40 años, no se lanzó a tortas con Kanye West, aunque sí se dedicaron perlas el uno al otro en referencia al incidente del año pasado. No creo que Kanye perdiese el duelo lírico, quiero decir, es Taylor Swift. Kanye se la come con patatas. Es ñoña.
*Fotos: People.