Cosillas que se me ha olvidado contaros esta semana (XV)

Vuelvo una semana más con todas las cosillas que han pasado y se me ha olvidado contaros (lo sé estoy un poco vaga últimamente) pero estoy ansiosa por ver qué pasa en los Oscar (recordad, este domingo!), comprobaremos si alguien puede batir a Daniel Day-Lewis, y algo en el fondo de mi no quiere que le den la estatuilla a Anne Hathaway (¿me convierte eso en una mala persona?) Lo siento, NO me gustó Les Misérables. Pero nada. Y en palabras de Manolo Blahnik: ¿Quienes son Anne Hathaway y Amanda Seyfried? Serán buenas actrices, pero no (al menos no todavía) como para ser inolvidables.
 Volvamos a lo nuestro (todos mis pensamientos sobre los Oscars me los guardo para mañana) aquí estoy yo y os doy un repaso a todo lo que he visto por ahí (que no ha sido mucho) y que, como casi todos mis resúmenes últimamente, va a ser un 50% bodas y bebés. Estoy en esas edad, chavales, no puedo evitarlo (tampoco es que pase nada más interesante). Para comenzar mi cuota de bebés, Fergie y su marido, el actor Josh Duhammel (el macizorro de la serie Las Vegas), están esperando su primer hijo.

Momento bebés nº2: Los que lo han tenido ya han sido Amber Rose y Wiz Khalifa. Ya era hora, la pobre mujer ha estado embarazada mil años. El retoño no tiene un nombre extraño y siniestramente poco creativo, como cabría de esperar, la pareja le ha llamado Sebastian.
Amber Rose es la ex de Kanye West (rompieron en el 2010), que como sabéis va a añadir una nueva semilla al klan Kardashian (suspiro). En esta ocasión me gustaría hacer un minuto de silencio por las elecciones de Kim Kardashian para su ropa pre-mamá. No espero comentarios, solo mirad e ignorad las fajas, que OBVIAMENTE no pueden ser buenas cuando estás embarazada.

A la que no veo con niños últimamente (por suerte para esas pobres criaturas) es a Lindsay Lohan, que además de haber sido demandada por la firma de moda que le prestó un vestido para una gala (¿Cómo se te ocurre dejarle nada?) y devolvió hecho jirones; ha tenido que darse con un canto en los dientes y ver cómo Pitbull le ganaba el juicio por aquel jaleo que dijo ella sobre la canción “Give Me Everything“, dónde se la nombra (una línea, señalando lo mucho que le gusta salir de fiesta) y ella sintió que era una ofensa al honor. Lo siento, chata. ¿El dato curioso? El alegato de su abogada era un plagio, por lo que ha sido sancionada.
Nick Carter, de los Backstreet Boys, se casa. Si sois como creo que sois, os preguntaréis: ¿Y con quién? Bueno, pues aparentemente, mi amor adolescente (y creedme, era d-e-m-a-s-i-a-d-o, preguntadle a mi madre) tenía (tiene) una novia que no es Paris Hilton: una “entrenadora personal/actriz” (se pueden ser ambas, ¿no?) llamada Lauren Kitt. Por lo que he leído por ahí, ella actúa más como una loca busca fortunas que como novia normal, ya que a Nick Carter se le ha ido la pelota después de tantos años de drogas y alcohol (sobre todo alcohol). Si no, no se explica como los dos le contaron a People que se casaban, y el primer pensamiento de ella fue: “Tendré que contactar a los Backstreet Boys para saber cuándo podremos casarnos” ¿En serio?
Felicidades!

Serie que tenéis que ver, por su originalidad: Black Mirror. No voy a desvelar nada del argumento de cada uno de los tres episodios de la primera temporada (encaminados con la segunda), pero es muy muy recomendable. Lo único que me mata del tercer capítulo de la segunda temporada (The Waldo Moment, en la foto) es que Simon (aka el actor Daniel Rigby) aparezca, después de sus anuncios con BT aquí en el Reino Unido (nadie me va a entender, pero es igual, necesitaba escribirlo)

Chavales, mañana se entregan los Oscars, y aunque os caerá un post como es debido (dado cómo estoy últimamente, será más tarde de lo previsto, pero llegará) os dejo de momento con una promo de niños monísimos haciendo un sketch de las películas nominadas (muy buenos los momentos de Jessica Chastain y Django Unchained jaja). Awww!

Anuncios

Mis canciones de la semana

No hay manera. Llevo toda la semana cantando. Y no solo cuando estoy sola en casa, que bien, ahora tambien voy cantando por la calle cual perturbada (todavía en voz baja, hay que decirlo) y lo peor es que no me doy cuenta de que canto.

Y canciones horribles, no me podía haber durado más Adele o alguien con talento, no. El tipo de la foto de arriba tiene más pasta de la que podríamos tener nunca. ¿Y por qué? Porque es un ridículo, dice tonterías y grita como una nena (con autotune). Y lo llama MUSICA.
Os aviso de que estoy un poco en plan ghetto últimamente (y ghetto del malo), lo siento, pero veo todas las mañanas el show de Maury y ya muevo hasta la cabeza diciendo a-há.

#1 Lil’Wayne ft. Bruno Mars – Mirror
NO-HAY-MANERA. Y mira que odio a Lil’Wayne. Es retrasado mental, todas las cosas que hace suelen ser de retrasado. Ahora bien, no sé si es por la melodía o por el hecho que en lugar de a una acompañante culona se haya cogido a Bruno Mars (??) para hacerle los coros, pero la tengo en la cabeza todo el santo día. En su defensa tendré que decir que, aunque me parezca feo o retrasado mental, el tipo escribe buenas letras. Si te pones a escuchar (y esta no es ni de lejos su mejor canción, todos deberíais escucharos Tha Carter II.
UPDATE: Intentar escuchar la cancion sin mirar el video, porque Lil’Wayne da mucho asquico. ¿Dientes de diamante? ¿En serio? Diosssssssssssssss que asco le tengo.

#2 Nicki Minaj – Starships
No sé si es que estoy con los de Young Money o es una coincidencia. Me reía de ella haciendo el canelo en bikini en una playa, para un video que no tiene que ver con la canción. aún así, y por mucho que Nicki a veces me hace gracia (admiro esa actitud de hacer lo que le de la gana) el estar tarareando la misma canción cada x minutos es un coñazo. Pero otra vez, en su defensa diré que su album Pink Friday es bueno. ¿Qué otro artista ha tenido más números uno sin haber sacado un disco al mercado?

#3 Backstreet Boys – Anywhere for you
Iba a decir algo así como “empezamos con el muro de la vergüenza”, pero eso no es cierto. Si me pusiese a calcular el número de horas que me he pasado escuchando a los Back, no acabaría nunca. Me gustaba esta canción (a pesar de las caras de memos que ponen mientras la cantan, que también hay que decirlo) No nos engañemos, ellos son el concepto de boyband, sin ellos ahora mismo las niñas no tendrían One Direction. Y ellos lo consiguieron sin Internet.

#4 Lionel Richie & Diana Ross – Endless Love

El momento karaoke, o quizá porque este verano hemos tenido a un clon de Lionel Richie entre nosotros, pero ésta es la que más ha perdurado con diferencia. ¿Quién no la ha escuchado al menos una vez? Y si la habéis cantado en karaoke, os habréis emocionado en los tonos altos. Me mola Lionel Richie, y no soy la única. Ésta canción es perfectamente horrible si os rompen el corazón o tenéis el típico amor de verano que se va. De nada.
Pues eso, mi semana, horrible. 
😉