Cosillas que se me ha olvidado contaros esta semana (XIV)

Tengo una amiga que después de un largo embarazo (se nos ha hecho largo no, lo siguiente) por fin ha dado a luz, y ya tenemos al pequeño Zack entre nosotros, ¡Felicidades! Estaba enorme en la última fase (parecía que el niño le iba a salir con el PhD hecho ya), pero desde luego no a lo Kim Kardashian, que no lleva ni el primer trimestre y ya está así. Esta semana se ha ido con Kanye West a Río de Janeiro, y se han hecho fotos estúpidas con el cristo, lo cual ha hecho que se me quiten las ganas de ir. No hay vestido más horrendo y menos favorecedor que ese. Aparte que Kim todavía usa spandex (para las novatas: la faja de toda la vida que te oprime todo), lo cual qué queréis que os diga, muy bueno no debe ser. Supongo que no habrán ido de incógnito (no sé qué estoy diciendo… Kim Kardashian NUNCA va de incognito)
No sé si estos dos estarán de vuelta, que esta noche se entregan los Grammy. Kanye está nominado a mejor canción rap por N****s in Paris junto a Jay-Z, Mercy (recordemos aquel grandioso momento que ni él ni Beyoncé se acercaron a Kim en los VMAs); y mejor colaboración rap con No Church in the Wild con Jay-Z, Frank Ocean y The Dream. Y otra cosa, acordáos que la CBS ha prohibido que se vean encantos femeninos tales como pezones o partes íntimas. Rihanna, Katy Perry o Rita Ora lo tendrán un poquito más difícil esta vez.
Estamos en el comienzo de las Semanas de la Moda (esto es un sinvivir), y de momento lo que más me ha llamado la atención es cómo las fashionistas desafían al tiempo (recordemos que en Nueva York están de tormentas de nieve) llevando sus modelitos de turno. ¡Y sin calcetines! Buzzfeed tiene un buen recopilatorio de las atrocidades que se hacen por los alrededores de los desfiles por ser visto y fotografiado. Una que lo está haciendo muy bien es Ashlee Simpson, que está acertando y a la vez mutando en Gwen Stefani. Una decena de fotógrafos se le echó encima el otro día al no reconocerla.
Los que me seguis por Facebook, ya sabréis que estoy viendo la nueva serie de la ABC, Nashville (no hace falta que seas fan de la  música country, se pueden pasar las canciones e ir a lo que importa) y Hayden Panettiere es Juliette Barnes, una de las protagonistas. Igual soy maligna (y ojo, NO estoy diciendo que yo sea perfecta, ni muchísimo menos -más bien al revés) pero esta muchacha tiene un cuerpo raruno. No sé, hay algo que no me cuadra. Se infla como una paloma para sacar pecho en ese cuerpo tan chiquitico cada vez que se pone un mini vestido. Es rarísimo.
Como raro es que Lindsay Lohan salga de casa con esa pinta nada menos que a una de las pocas galas de premios a las que es invitada. Muchacha, vete a rehabilitación, quítate esas extensiones horrendas y vuelve a ser tú.
Y hablando de horrendo… No sé como será de mala la peli, pero Spring Breakers está dando que hablar por la supuesta…¿sexualidad? de sus carteles. Cierto es que las chicas aparecen ligeras de ropa, etc., pero son mayores de edad, por mucho que todavía las recreemos en su etapa Disney. Todos crecemos, chavales.
Anuncios

2012 MTV Video Music Awards

Anoche se entregaron los premios MTV a los mejores videos (iba a añadir “musicales”, pero es que ahora a cualquier cosa le llaman “música”) y la verdad que han dejado bastante que desear con respecto a otros años. 
IMPORTANTE: Estos premios son por y para los adolescentes, la mayor cuota de pantalla de MTV, por lo tanto, todos los atuendos, espectáculo,… es para ellos. Adolescentes que son fans de Justin Bieber e idolatran programas como Jersey Shore o Teen Mom.
Dicho ésto, y aparte de que lo mejor fue ver al rapero coreano PSY con su Gangnam Style (unos 116 millones de visitas hoy en youtube) en el escenario, pasaron más cosillas.
Hablemos primero de “nuevos looks”. El primero, el de Rihanna, que apareció con un pixie, y todo el mundo se volvió loco por su “nuevo corte de pelo” que no es tal. Recordemos que se rapó la cabeza y se puso una tonelada de extensiones allá por principios de año, en el estreno de Battleship. Lo que no entiendo yo es por qué se las quita ahora y no cuando se ha tirado un mes en la playa a remojo, con lo incómodas que son. Eso sí, el vestido habría sido pasable si se hubiese puesto un sujetador invisible o un algo.
Otra que tiene una seria crisis de identidad es Miley Cyrus. No creo que ese pelo oxigenado sea lo que ella quiere (y aquí es cuando me saltan al cuello en los comentarios) pero sinceramente, creo que esta muchacha esta pasando por una seria crisis de identidad que no viene de ahora, que va desde hace mucho. Otro día haré un post simplemente para analizarlo, y veréis. Me da pena, es una muchacha muy joven.
Ha habido poco gusto, pero Emma Watson pasaba por alli con su estilazo de siempre. También, sorprendemente, me gustó Demi Lovato (aunque debería de volver al castaño o a su pelo rojo, ese rubio le queda horrible) y un poquillo, por salvar a alguien más, Taylor Swift, con su traje a lo Annie.
Una pena que Alicia Keys no tenga una estilista como dios manda, con el partido que se le podría sacar a esa mujer… En fin, otra que no tiene remedio: Ke$ha… en fin, en una entrevista anterior dijo, con respecto a lo que se pondría: “Me gustaría parecer que voy desnuda, pero con encaje”. Dicho y hecho. El vestido de Katy Perry y las extensiones la hacían parecer bastante baratilla; de Nicki Minaj no hay nada más que se puede decir, así que me lo saltaré. De la recién llegada, Rita Ora… Para ser protegida de Jay-Z, no ha aprendido nada, por muy Pucci que sea el mono.
Los chicos de One Direction, unos de los triunfadores de la noche (recordemos quien vota estos videos) se cargaron uno de sus galardones antes de salir del recinto.
Taylor Swift se vistió de “Barbie Kennedy se va de vacaciones” (o Wally, según se mire) y se tiró hacia la multitud. A esta muchacha también le tengo que dedicar un post en solitario, que ya vale con su obsesión con los Kennedy.
En un blog he encontrado una encuesta: “Quién lo lleva mejor: ¿Miley o Pink?”. En serio, ¿hace falta preguntar? Pink tiene un master en ese peinado, lo ha hecho de diez durante años.
No tuvimos ni Beyoncé, ni Jay-Z, ni Kardashian ni Kanye West. Eso sí, la ex de West, Amber Rose, estuvo allí, anunciando a lo Queen Bey que ella y el rapero Whiz Khalifa (que no estaba nominado a nada este año, pero ahí se plantaron) están esperando un bebé.
Lideraban la lista Rihanna y Drake con cinco nominaciones cada uno, pero aquí tenéis a los premiados:

Video del año: Rihanna and Calvin Harris “We found Love”
Mejor artista nuevo: One Direction.
Mejor video solista femenina: Nicki Minaj “Starships”
Mejor video de Hip-Hop: Drake y Lil’Wayne “HYFR”
Mejor video solista masculino: Chris Brown “Turn Up the Music”
Mejor video pop: One Direction “What Makes you Beautiful”
Mejor video rock: Coldplay “Paradise”
Mejor video con mensaje: Demi Lovato “Skyscraper”
Mejor video música electrónica: Calvin Harris “Feel so close”


Fotos: People (click si queréis ver más noticias de la noche)

Lo nuevo: Rita Ora

¿Conocéis a Rita Ora? La última protegida de Jay-Z llega pisando fuerte. La cantante kosovar (sí, es de Kosovo, yo creo que es la primera persona/celebrity que sale de esa zona, ¿no?) instalada en el Reino Unido tiene el carisma. Y si Jay-Z la hizo firmar con Roc Nation y está detrás, quiero pensar que el talento, aunque este hombre está detrás de muchas cosas y aparte del “talento” dan más dinero que Midas.
Comparaciones con Rihanna aparte (como es lógico y normal), aunque la chica dice que -de momento, que me lo cuente dentro de un añito-le parece fantástico y maravilloso (qué va a decir si Rihanna es la gallina de los huevos de oro de la discográfica). No sé si la voz es lo mejor de todo, pero creo que se lo va a tener que currar mucho para hacerse un hueco entre tanta wannabe del hip-hop.
Volviendo al tema, el primer sencillo de la muchacha, “R.I.P” lleva instalado en mi cabeza alrededor de un mes. ¡Deleitáos! (Y además sale con Tinie Tempah, no sé qué extraña cosa tengo yo con Tinie últimamente)

A mi esta muchacha me gusta, salvo por el pequeño -pero a la vez crucial- detalle de que su novio es Robert Kardashian. Sí. Kardashian, el hermano de Kim. Pero bueno, tiene 21, aún puede recapacitar. Y al chico las novias no es que le duren mucho.