Miu Miu, Louboutin y las chonis

JUJOKKI

Antes de nada, estudiemos la definición que da la Frikipedia sobre las chonis.

” Dícese de la subespecie de Cani que por definición es mujer, o intento de mujer. […] La jessi prototípica suele ser de raza blanca. De complexiones varias: desde canija-que-da-miedo-que-se-vaya-volando a gorda-poluta. Aunque en el mundo jessi se busca siempre llegar al primero de los casos. Pueden ser o muy muy morenas o muy muy rubias -desde el negro azulado hasta el rubio oxigenado.”  (Definición completa, aquí)

Vamos, que para más señas, son gente maleducada y sin cerebro. El caso es que el mundo de las chonis desarrolla un interés muy extraño por las marcas, en cuanto a moda se refiere. Desde las chonis más extremas (véase el chándal y los oros) hasta las chonis que se hacen pasar por pijas (indumentaria de Stradivarius o Bershka, ahora van de modositas de Blanco) tienen una extraña obsesión…

Ver la entrada original 455 palabras más

Anuncios

¡Nos mudamos!

Hola queridos, después de muuucho tiempo que hemos intentado solucionar algunos problemillas, me es grato anunciar que he vuelto. A partir de ahora podéis leerme en diferentes sitios:

Todas mis tonterías habituales, sueños, frustraciones podéis seguirlas en mi nuevo blog, JUJOKKI, mucho más real. ¡La cruda realidad!

Para noticias un poco más “serias” y curiosas, no déjéis de seguirme en CRIBEO, donde publico artículos de vez en cuando.

si queréis seguir mi día a día, ya sabéis que me muevo por Twitter,¡y sin gatitos!

Un beso, y gracias por seguirme, ¡sois los mejores! xoxo

Pequeña presentación

Hola,

Postear era uno de mis fuertes. Digo “era”, porque así “era” al menos hasta hace cinco años.

Soy una persona que pensaba que estaba destinada a hacer algo importante. Para algunos, puede que lo esté haciendo, pero para alguien inconformista como lo soy yo, eso no es así. Para nada.

Sé dibujar, sé escribir, sé expresarme. No puedo coordinarlo todo junto. Soy vaga, tengo ansiedad diagnosticada y soy demasiado perfeccionista. No sufro OCD, pero podría. A lo mejor en mi mente lo sufro, y realmente no quiero aceptarlo. No lo sé.

Soy una persona que está triste gran parte del tiempo. Escribo para desahogarme, dibujo para distraerme. Mis mejores trabajos nacen de la oscuridad.

Bienvenidos a mi pequeño mundo, donde quiero mostrarme tal y como soy.

Y está bien. Tal y como soy.

El estilo de Jason Lee

Muévete, Anne Hedges, las fotografías de Jason Lee han llegado hasta nosotros, y ahora todo el mundo quiere una de sus “instantáneas creativas” para los más pequeños.

Olvidáos de los niños-judía o los niños-florero, el Flickr del fotógrafo Jason Lee está lleno de fotos de sus hijas. Y la verdad, creativas son. Jason Lee contó en una entrevista a la revista PEOPLE:

“Empecé este proyecto en 2006, cuando mi madre fue diagnosticada con non-Hodking linfoma. Quería que mi madre viese a mis hijas de alguna manera sin ser expuesta a sus gérmenes, así que comencé un blog para documentar sus vidas diarias”

Así, las vidas de Kristin y Kayla están recogidas en su blog. Para el fotógrafo, lo más importante es que las tomas fuesen divertidas, por ello, son las propias niñas las que sugieren ideas para las instantáneas. Y con ello se ha convertido en el fotógrafo del momento en la red. 

El manual de la soltera acosadora

 Recientemente he tenido unas gratas (y merecidas) vacaciones que me han permitido desconectar (por fin). Y a la vuelta, he coincidido de nuevo con mis amistades, bien online o bien. Con conversaciones. Sí, la conclusión es que me encantan las solteras acosadoras, qué le voy a hacer. Eso sí, en su justa medida, que todo tiene un límite (hoy he visto la peli de sobremesa de Antena 3 y quiero decir que no asocio la palabra “acosador” con “psicópata”. No queremos sangre de por medio, ni cárcel)
Una de mis queridas amigas está loca por un tío. Y cuando digo loca, es loca. ¿Sabéis cuando se es joven y se dice “me muero por sus huesos”? Sí, ese amor puro como el de Britney Spears y Justin Timberlake. Bueno, el caso es que mi amiga estaba así, suspirando por las esquinas, peeero me llamó llorando cual colegiala. Intentó mandarle mensajes al hombre en cuestión, llamarle (con mensajes en el buzón de voz incluidos), dejarse caer “casualmente” por los sitios donde salía, y un montón de etcéteras. La llamada de mi llorosa amiga era para contarme que el sujeto en cuestión le había hablado bastante claro (hay que añadir el detalle de que llevaba a una pedazo de rubia colgada del brazo) y no había puesto una orden de alejamiento de puro milagro.
Para evitar que cometáis el mismo error (o vergüenza, según se mire) os dejo unas sencillas pistas para ver si sois acosadoras de ese hombre que amáis con todo vuestro ser (y que no os corresponde, por cierto):
* Andaríais kilómetros por él, a lo Vanessa Carlton en la canción aquella. Y nada de shape-ups horteras, con vuestras zapatillas viejas de Educación Física y unos pantalones anchos que escondiesen todo lo que no hay que ver. ¿En serio? ¿Y luego os ponéis tacones un sábado y volvéis en taxi a casa?
* Escuchas canciones románticas tipo “Love Story” de Taylor Swift y pones su cara en un videoclip que tú te inventas en cualquier momento del día. Sí, como canción romántica también se pueden incluír “As Long As You Love Me” o “Quit Playing Games with my Heart” de los Backstreet Boys, que tenemos una edad.
*Cambiarias el estar a solas con tu hombre hablando por cualquier cosa. Cuando digo “cualquier cosa” es cualquiera, incluido el dejar de lado a tus amigas e incluso instarlas a largarse a más de 4 km a la redonda.

*Mandas los típicos mensajes de borracha entre las 4 y las 8 de la mañana. Aydiosmioquehehecho.

*En el caso de que lo conozcas, seguramente te comportarás como una imbécil delante de él. Eso incluye parecer borde cuando no lo eres, hacer gracias cuando no sabes o comportarte como una niña en la guardería. Y sí, es patético.
*Tus momentos bailando los fines de semana cuando él está mirando o en los alrededores podrían ser perfectamente trasladados a Glee (en un momento de shock)
*Has vuelto al gimnasio/ has conocido el grandioso mundo de los shape-forms (véase, fajas y sujetadores push-up) que todo tiene truco.
*Tus amigas están haaaaaaaaaartas de oirte hablar de él 24/7.
*Si pudieses, harías como Edward el de Crepúsculo y le observarías dormir, porque eso es romántico.

 

Dicho esto, un consejo: ol-vi-da-le. Y si no, siempre nos quedará Facebook.